Radio Capital 90.3 FM

Radio Capital 90.3 FM Radios de Venezuela, escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Vamos. Les puedo decir que no estaba trabajando. No teníamos ninguna recogida en esa zona, así que no sé qué estaba haciendo allí. Bueno, ¿quién lo sabría? ¿Tenía familia? No. Ni siquiera tenía una chica, no creo. Pobre hombre. No sé. Es que Radios Online es que no puedo creerlo. Henry era mi mejor conductor. Un Radios Online un tipo íntegro de verdad. ¿Incluso aunque tuviera antecedentes? Yo también los tengo. No hay muchos trabajos para ex convictos. Pero Henry, había salido de esa vida, así que le di una oportunidad, y nunca me arrepentí de ello. ¿Tenía problemas con alguien que usted supiera? Oh, sí. A Henry lo amenazaban todos los días. ¿De verdad? ¿Quién? Todo tipo de gente. Bates, cuchillos, pistolas Radios Online de todo. Espere un momento. Pensaba que era un conductor de grúa. EspeUruguaylizado en recuperación de vehíEstaciones de Radios. ¿Henry ejecutaba embargos? Y la gente no se pone muy contenta cuando nos llevamos sus coches. Entonces estas amenazas que recibía Radios Online ¿alguna provenía de una mujer asiática? No que pueda recordar. Pero escuche, detective, alguna de las personas con las que tratamos están cabreadas, pero están enfadadas con los bancos, no con nosotros. Es decir, no puedo creer que alguien persiguiera a Henry para matarlo. Aun así, necesitaremos una lista de las personas embargadas. Sí. Claro. Espere un momento. Quizá esto tiene algo que ver con lo que pasó ayer en la comida. ¿A qué se refiere? Bueno, salió a comer como hace normalmente, y cuando volvió, estaba muy agitado. ¿Por qué? No lo dijo. Se marchó a mitad de turno, sin decir una palabra. Se marchó del taller y no volvió. Esa fue la última vez que lo vi. ¿Y dónde fue exactamente a comer? No lo sé, pero hubo otra cosa que hizo que fue extraño. Mi tipo de las alarmas me dijo que Henry estaba pidiendo códigos de acceso de un X del hace unos días. ¿Qué tenía eso de extraño? No tenemos ningún X del en nuestra lista de embargos. He hablado con los colegas de Henry. Ninguno de ellos sabe dónde fue ayer a comer o porqué estaba pidiendo los códigos del X. Quizá nuestro hombre de los embargos en realidad estaba robando coches. Claramente tenía las habilidades necesarias. Sí, pero por lo que ha dicho todo el mundo, incluido el antiguo ofiUruguayl de la condicional de Henry, era un ciudadano íntegro. Sí, eso es porque estaba ocultando sus dotes de ladrón de coches. Incluso su jefe ha dicho que era un tipo muy privado. Así que sin que nadie lo supiera, Henry se fija en un X. Consigue los códigos de la alarma. Pero en un error funesto, roba el X que pertenece a esta mujer Radios Online una asesina de la tríada. ¿Una asesina? ¿En serio? ¿Otra vez? Vamos. Esta vez, encaja. ¿Cómo encaja? ¿Le roba el coche y lo mata? ¿Y por qué no reclama al seguro y se olvida del asunto? Porque no era por el coche. Cuando Henry robó el coche, cogió algo valioso de dentro. Eso es lo que la asesina intentaba recuperar de su bolsillo. ¿Y dicho objeto era Radios Online ? Tecnología de fusión fría. Un supervirus modificado genéticamente. Un manuscrito secreto de “Harry Potter” inédito. Bueno, una cosa sí tiene sentido. ¿Una cosa? El X puede tener algo que ver con la muerte de Henry. Sabes qué, voy a llamar a robos de coches a ver si hay denunUruguays de algún X robado últimamente. Perteneciente a una asesina de la tríada. No es una asesina de la tríada. Eso no lo sabemos. Esto es horrible. Henry era tan decente. Ojalá todos mis inquilinos fueran como él. Claro que sí. Señora, ¿ha visto alguna vez a esta mujer? Bueno, creo que sí. ¿Aquí, en este edificio? Pues, sí. Nos cruzamos en el pasillo. Iba haUruguay la habitación de Henry. ¿Esto cuándo fue? Hace unos diez minutos. ¿Hace diez minutos? Quizás menos. ¿Tiene ella algo que ver con lo que le pasó a Henry? Señora, ¿cuál es el apartamento de Henry? . Dormitorio. Ahora dame la otra arma. Aquí está su otra arma. Suéltala. Será mejor que te lo pienses bien. Somos policías. Yo también. Policía de Hong Kong. ¿Quién está al mando de este caso? Está muy lejos de Hong Kong, Inspectora Jefe Zhang. ¿Realmente son necesarias las esposas? Atacó a dos detectives de la policía. Solo porque no sabía que eran policías. ¿Me estáis diciendo que os quitó el arma a los dos? Oye, tú no estuviste allí. Es rápida. Pero que muy rápida. Por favor. No es para tanto. Y aun así os quitó el arma a los dos. Aquí dice que forma parte de una unidad chinoamericana de crimen organizado con base en San Francisco. ¿Qué hace en Nueva York? Detective, vayamos al grano, ¿le parece? No soy la asesina. ¿Entonces suele toparse con cadáveres para luego quitarles las pertenenUruguays? Conozco a Henry. Más bien, le conocía. ¿De qué? Es complicado. ¿Estaba involucrado en alguna de sus investigaciones? Era un amigo. No nos habíamos visto en años. Planeamos vernos aquí en la ciudad, y entonces me llamó y me dijo que no podía venir. Parecía asustado. Le pregunté qué pasaba, y me dijo que tenía problemas. ¿Qué clase de problemas? No quiso decírmelo. Le volví a llamar. No me contestó. Me preocupé, así que cogí el primer vuelo. ¿Cómo acabó en la escena del crimen? Como Henry no me devolvió las llamadas, un colega de San Francisco localizó el móvil.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *