Visión Agropecuaria

Visión Agropecuaria, Visión Agropecuaria Radios de Venezuela, escuchar Visión Agropecuaria en vivo online…

Añadir a su sitio.

Puedes ser quien deba hacerlo, pero no eres la única. Zuzo dijo eso, y ahora sé a qué se refería. Bien, ¿a qué se refería? Todos podemos ayudar. No necesitas enfrentar a Shuriki sola. Sólo debes decirnos qué hacer. Todo este tiempo que estuve en el amuleto pensé que estaba sola. Pero tienes razón, Sofía, no es necesario que sea así. Tengo a todos ustedes. Sí, pero ¿de qué sirve que estemos contra Shuriki y todos sus soldados? Aún estoy pensándolo. Pero necesitaré la ayuda de todos. Estamos contigo. Hasta el final. No sólo ustedes, todos. ¿Dónde estamos? La entrada posterior secreta del palacio. No es que me haya escapado cuando no debía. Te veo en el lugar de encuentro, Skylar. Será mejor que así sea. ¿Cómo encontraremos a mi familia? Hay un sólo lugar donde los pondría Shuriki. ¿Princesa Elena? Hola Radio Pareces un sujeto amable que sólo quiere hacer lo correcto. ¿Si? Es decir Radio ¡Sí! Lo que necesites, Princesa. Estoy a tu servicio. Disculpen, pero la Reina Shuriki quiere que ambos se reporten ante ella enseguida. Ahí voy. Quédate aquí. No, pero ella pidió ver a ambos. Uno de nosotros debe controlar a los prisioneros. ¡Espera! ¡Un momento! ¡Me dolió! Un guardia no quiere irse. Sofía, si te encogieras, podrías escabullirte y pasar junto a ese guardia. Pero ya no estás en mi amuleto. ¿Crees que aún tenga mis poderes? Hay un sólo modo de saberlo. Deseo ser pequeña. Armando, necesito que distraigas al guardia. ¡Hola! Disculpa. Hola. ¿Qué pasa ahora? Debo decirte algo muy importante. Por aquí. Deseo ser grande de nuevo. Hola. ¿Sofía? Debemos apresurarnos. Tienes mucho que explicar. Mamá, lo haré luego. Te lo prometo. Pero ahora debemos hallar un modo de pasar junto a ese guardia. Me ocuparé de él. Y cuando el granjero la siguió a la selva, ¡se convirtió en jaguar! ¿Esto es lo importante que tenías que decirme? Aún no oíste el final. ¡Agárralo! ¡Lo tengo! Bien hecho. Papá, ella es la Princesa Elena. Lamento haber puesto a su familia en peligro. Pero había esperado muchos años a la Princesa que pudiera liberarme del amuleto. Y fue Sofía. Lo presentí desde el día en que se mudó a su castillo. Cuando estaba eligiendo el regalo de bienvenida de Sofía, ¿tú hiciste brillar el amuleto? Si. Necesitaba a alguien lo suficientemente joven para acercarse a Shuriki sin ser sospechoso, pero que fuera valiente y listo para sacarme de ahí. No deben enojarse con ella, deberían estar orgullosos. Sofía, igual deberías habernos dicho lo que estaba sucediendo. Lo sé. Sólo quería que todos estuvieran fuera de peligro. Bueno, es demasiado tarde para eso. Me vendrían bien unas disculpas, sólo por esta vez. Tengo un plan para que todos estén a salvo, pero debemos apresurarnos. Estoy perdiendo la paciencia, Esteban. ¿Dónde está la Princesa Elena? Reina Shuriki, cuando te ayudé a invadir Avalor, me prometiste que nadie en mi familia saldría lastimado. También te prometí poder, y mírate ahora, “canciller Esteban”. Sólo alégrate de que haya cumplido una de mis promesas, o terminarás como tu tía y tu tío. ¿Usted Radio Quería verme, Su Majestad? ¡No quiero ver a nadie hasta que encuentren a esas Princesas! ¡Hola, Shuriki! ¡Hace mucho que no nos vemos! Los soporté afuera, buitres, pero no en mi palacio. Pero es muy cómodo este lugar. Qué hermoso posadero pequeño. ¡Sal de mi trono! ¡Vadísima! ¡No me diste! ¡Capturen a esa bestia! Ya oyeron a la Reina. ¡Muévanse! ¡Si, señor! Bien, veamos este hechizo. ¿Tlahcuilolli? Es un trabalenguas. ¡Mateo! Son ustedes. ¡Isabel! ¡Debes sacarlos, Mateo! ¡Ahora! Bien. Tlahcuilolli apartad. Tlahcuilolli apareced. ¡Tlahcuilolli vivid! ¡Isabel! ¡Elena! ¡Te extrañé mucho! Déjame Radio ¡Estás a salvo! El palacio se ve muy diferente. ¿Qué le pasó a Shuriki? Sigue aquí. No debería haber dejado que Alacazar nos pusiera en esa pintura. ¿Podemos hablar al respecto luego? Debemos irnos. ¡Apúrense todos! Suban a un yácuin. ¡Alto, Princesa! Deberías haber contado cuántos eran. Algunos tendrán que subir de a dos. Estos yácuines llevarán a tu familia a tu barco. Y nosotros llevaremos a los otros. ¿Desde cuándo la gente anda en yácuines?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *