La X FM 102.5

Radio On line La X FM 102.5 Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

Están durmiendo. Desempaqué lo del auto. Eso es bueno. Arreglé el fregadero. Sólo la válvula. Ves, te lo dije, eso iba a ser fácil. ¡Joder, Barry! Bueno, está bien, está bien. De acuerdo. Te diré la verdad. Ya no trabajo para la TWA. No me digas, Barry. ¿Vas a ir a prisión? No, señora. Tienes que cuidar de esta familia. Porque me llevaré a los niños. Y volveré a trabajar para Kentucky Fried Chicken. Luce, en lo que estoy trabajando… Barry, estoy embarazada de seis meses. Es secreto absoluto. Necesito un refrigerador. Necesito camas para nuestros hijos. Necesito una estufa, una maldita lavadora. La lavadora de ahí. Déjame sólo… ¿Todo esto es legal? Bueno, lo que te voy a decir… Ahora, tú, tu… Tienes que jurar que nunca se lo dirás a nadie, Lucy. ¿Muy bien? Estoy trabajando para la CIA. CONTRAS ‘ Hola, amigos. Estoy aquí en nombre del Tío Sam. Mira, Schafer. No soy un experto militar, pero, ¿estás seguro de que estos son los chicos correctos? Porque parecen estar más interesados en mis botas… que en tus armas. Mira, esto se está poniendo grande. Schafer, no creo que sea el indicado para esto. Sigue entregando esa pizza, ¿me oyes? Sólo sigue entregando. Hola, muy bien. Son regalos. ¿Muy bien? ¿Muy bien? Regalos. Retrocedan. Atrás. Ahora. Estas armas son regalos del tío Sam. No estoy bromeando. ¡Barry! ¡Baja el bat, huevón! Todos somos amigos aquí. Jorge. ¿Qué demonios haces aquí? Este es Don Adolfo Calero. Trabajó para su Gobierno en la revolución… para derribar a los Sandinistas. Jorge me dice que eres el gringo loco. Que siempre entrega. Tenemos una nueva propuesta de negocios para ti, Barry. Trae tus armas estadounidenses a Colombia, entrega nuestra cocaína aquí a los Contras, los Contras la llevan en barcos de pesca a Miami, y todo el mundo feliz. Es por el esfuerzo de la guerra, señor Seal. Resulta que los Contras no querían pelear una guerra. Sólo quieren hacer dinero. Como el resto de nosotros. Mientras tanto, el Cártel de Medellín quería armas. Así que, aceptaron un poco de comercio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *