AM 1380 Radio

On line AM 1380 Radio Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

Adelante. En marcha. De vuelta al camión. Mushim, ponga cuatro hombres a la salida del túnel. Que disparen a cualquiera que asome. El resto de ustedes síganme hasta la entrada. Cúbrannos. No tengo suerte, coronel. Si voy con usted, no lo atrapará. Bueno, yo soy afortunado. Vamos. ¡Apague esa luz! Pero el tren No sea loco. El tren de tropas está a salvo. Pero el especial de pasajeros llegará en cuatro minutos. Déjeme ir. Yo soy el encargado del ferrocarril. ¡Apague la linterna! Dinamita. ¡Dinamita! ¿Está mal herido? ¿Dónde le ha dado? ¡Dinamita! El especial. He oído un silbato. Vamos, rápido. Saquémosle de la vía. Así es. Así es. Vamos. Avisaré al tren. Seguro que irá un médico abordo. Espero que también sea enterrador. Oh, no sea estúpido. No va a morir. Sí, voy a morir. Un lugar tonto para morir. Oh, Savage dígale a Victoria que al menos he sido útil para una cosa Si, se lo diré. Gandhi. Entonces supe por qué Davay lo había arriesgado todo para volar ese tren. Por unos minutos, la destrucción de toda la India había estado en sus manos. “Se presentará al curso de oficiales superiores en la escuela Camberley, inmediatamente a su llegada a Inglaterra”. ¿No estás contento de que nunca nos dejen olvidar que este día llegaría? Ahora ha llegado. ¿Me echarás de menos? Más de lo que jamás he echado de menos a nadie. Entonces esa es la única realidad. Y no ibas a volver a huir de la realidad de nuevo, ¿recuerdas? Eso no es justo. Ven a Inglaterra conmigo como mi esposa. Yo No puedo. ¿Porque tienes miedo? Los ingleses no te comerán viva, ya lo sabes. No es porque tenga miedo. Es porque no pertenezco a allí. Ni siquiera siendo tu esposa. Soy de aquí, no como una falsa india ni como una falsa blanca, sino como yo misma, ya sabes. Ya es hora de que el señor comience a hacer que los seres humanos seamos igual por dentro que por fuera. En el momento en que Él volviera la espalda, volverían a cambiarlo. Desearía poder contradecirte. Oh, cariño Victoria, cásate conmigo. No seas loca. Cásate conmigo. No, no No funcionaría.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *