Amadeus Cultura Musical 91.1 FM

Radio On line Amadeus Cultura Musical 91.1 FM Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

¿Alucinas? Venga para casa. ¡Vete a casa! No nos vas a decir como educar a nuestros hijos. ¿Lo has entendido? Jens, no es tan grave. Él también lo hizo conmigo. ¿Hiciste eso con él, realmente? ¿Colgarlo ahí abajo? Esto también es a veces necesario. Dales de comer a las vacas. ¡Dales de comer a las vacas! Venga. ¡Basta! ¡Vale ya! ¡Vale ya! ¿Qué le pasa al peque? ¿No te ha dicho nada? No. ¿Me ayudas con esto? Sí, venga. Sé que ha hecho alguna travesura. No quiere decírmelo. No es nada malo. Queda entre nosotros. Uno dos ¡Joder! De todos modos, luego me lo contarán en el pueblo. ¡Sí señor! ¡Sí! ¡Bien, muchacho! ¿Viste como se hace? ¡Esto huele a hombre! Esto huele a derrota. ¡Todos! ¡Venga! ¿Cuántos, cero? ¿Qué fue eso? ¿Me quieres besar? ¡Jens! ¡Venga, vamos! ¡Los tumbo todos! ¡Un punto para Kleyer! Apunta un nueve. ¿Qué quieres? La puerta cierra mejor cuando se está dentro. Si nos atrapan te cuelgan en el pozo de purines. ¿Lo hueles? No. En algún lugar allí en el campo hay ganado. No podemos continuar a segar, hasta que la encontremos. De lo contrario nos revienta las máquinas. Frank y yo vamos por aquí. Sven va por allí. Y tú vas recto. Todo recto. ¿Habéis encontrado algo? ¿Habéis encontrado algo? ¡Todavía estoy aquí! ¿Habéis oído? ¡Todavía estoy aquí! Un poco más y te desmenuza Heng. ¿No me habéis oído? Con este ruido no se oye nada. Entra, te llevo. Te vas a mojar. Pensábamos que saldrías por el otro lado. ¡Samy! Ven que te enseñe mi nueva habitación. Aquí hay otro cuenco, varios platos Lo tenemos todo. Si mañana falta algo más, me llamas, ¿vale? Sí, lo haré. Mañana pasaré de nuevo, me voy al supermercado. Traeré algo de comida. Gracias mamá. Muy amable. Pasadlo bien los dos. Gracias. Hola. Estos me los llevo al reciclaje, ¿está bien? Sí, sí. Hasta mañana. Adiós. Adiós. Hola. ¿Qué es esto? ¿Es todo? Sí, es todo. Vale, bien. Ven conmigo. Vente al salón. He colgado un cuadro. ” y los árboles se apartaron, para que pudiera ver las luces de la gran ciudad. Y reinaba la tranquilidad en el bosque profundo y oscuro.” ¡Pégame! ¡Pégame! ¿Qué? ¡Pégame! ¡Pégame, Jorge! ¿Boris? ¿Bajas? ¡El desayuno! ¡Boris! ¡Sí! ¡Pues venga! Sí, espera, ya voy. Buenos días, hijo mío. No le des de comer al perro en la mesa. Jorge, ¿qué ocurre? ¿Cómo estás? Nos hemos preocupado por ti. Lo mejor es dejarlo reposar. Pobrecito, ¿cómo estás? Pronto todo irá bien. Hasta luego. Todo normal. Estamos abajo, por si necesitas algo. Oye, Jorge. Sabes que no siempre estuvimos de acuerdo con tu relación con nuestra hija. Solo que una familia sin padre, no es lo mejor para educar a un niño. En eso estamos de acuerdo. Y tú, Lucy tienes mejor aspecto. Has cambiado mucho, ¿lo sabes? Ya pensábamos que no iba a ser posible. Estamos realmente impresionados, ¿verdad? Si Lucy es feliz, nosotros también somos felices. Dejemos el pasado en el olvido, y os damos una segunda oportunidad. Vuelve al pueblo. ¿Dónde está mamá? ¡Corre! ¡Por una vez, compórtate como un hombre! ¡Esta es contagiosa! No me importa, el perro me mordió dos veces. ¡Jorge! ¡Siéntate! ¿He dicho que te levantes?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *