FM de la Ciudad 92.1

Radio On line FM de la Ciudad 92.1 Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

Mimado ¿Por otro marido? Buenas tardes, señor. Los invitados están en la terraza. Norma se aburre. Eso es que está sobria. Buena idea. ¿Quién quiere un whisky con soda? Espera, querida. Ahí está tu indio. Así que esta vez es un indio. ¿No lo sabías? No podías llegar más tarde. Desde luego que podía. Pensé en darte un respiro. Qué considerado. No pasa nada, ya me vengaré de ti. Este es el Jefe Caballo de Trueno. Podréis conocerle más tarde, si tenéis ocasión. Sonríe, Joe. ¿Y la música? ¿Quieres bailar? Un momento, quiero conocerle. La señora Trevor, el Jefe Caballo de Trueno. Encantado. Y el Sr. Moffitt. Mucho gusto. Hola. Antes de que bailemos, quiero enseñarte algo. No me asustes. No. Ven conmigo, te lo enseñaré. Hasta luego. Es una idiota. ¿Tú crees? Yo me apiado de ese jefe. Hice una consulta en el Museo Field. Dijeron que es totalmente auténtico. ¿No te impresiona? ¿Qué es esto? ¿Una broma? Pensé que te entusiasmaría. Es tu pasado, no el mío. Alegra esa vista, piel roja. Oye, que no es un cenicero. ¿No? ¿Qué es? Joe, debería darte vergüenza. Es un mortero. Una antigüedad. Se usaba para moler el maíz. ¿Qué pasa? ¿No podían comprar un molino? ¿Qué es todo esto? Menudo indio estás hecho. Oyéndote, parece que soy el indio que envenenó el manantial. No voy a la reserva desde que era niño. No sabría distinguir a un curandero de un contrabandista. Joe. Ponte esto. Hay una larga estirpe de pieles rojas detrás de ti, cabalgando por las llanuras. ¿Qué más quieres que haga? ¿Una danza tribal? ¿Qué te pasa, Joe? Nada. Me marcho, eso es todo. No nos veremos durante una semana o dos. ¿Adónde vas? No muy lejos. ¿Por trabajo? ¿Cuándo te irás? Esta noche. Bueno, si tienes prisa, no dejes que te entretenga. De acuerdo. ¡Joe! No discutamos. ¿Quién está discutiendo? No quiero que te vayas. Hablas como una esposa. ¿No crees que me debes algo? Norma, no te debo nada. Yo te gusto y tú me gustas, eso es todo. Mientras dure, estupendo. Ya veo. Eres todo un playboy moderno, ¿verdad? Consigues lo que quieres y el resto te da igual. Piel roja. Labios rojos. ¿Qué pasa aquí? Eh, no puedes hacerme esto. Tenemos un contrato, no lo olvides. Date prisa con las maletas, Sam. Nos vamos al Oeste. Espera un momento, Joe. Te pagaré dólares. Muy bien, tenemos un trato. Ahora te contaré lo que pasa. Mi padre está enfermo y voy a verle. Volveré en un par de semanas. ¿Ah, sí? Dos semanas, ¿eh? ¡Oye, se me ocurre una gran idea! “¡Caballo de Trueno regresa a la tierra de sus ancestros!” Tu padre es un gran jefe, ¿no? Sí, es cierto. Oye, Joe, ¿no me estarás mintiendo? ¿No irás a fugarte con esa mujer? Quiero decir, ¿vas a volver? Dentro de dos semanas, Dawson. Puedes ahorrarte mi salario hasta entonces. ¡Y ahora lárgate! Me parece justo. Joe, cielo santo, ¿Qué pasa aquí? El jefe se va a la antigua plantación para ver a los suyos. Cierra el pico. Ten, Sam, pon esto en el coche. Sí, señor. ¿Lo tenemos todo? Sí, señor. Oh, jefe. No olvide su viejo sombrero. Mi padre está muy enfermo, Jake. Además, tal vez pueda aprender algún truco. Se está volviendo algo monótono.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *