Radio Impacto 107.3

Radio On line Radio Impacto 107.3 Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

Quieras o no, te la daré. ¿Vas a casarte con ella? ¿Qué hay de su marido? ¿Lo sabes? Sé lo de las . libras. Ya te he dicho que la conozco. ¿Crees que corresponde ese amor febril que sientes? Pobre. Olvídala. Ha estado divirtiéndose contigo. ¿Estás borracho? No puedes casarte con ella. No podrías ni que su marido no existiera. Te he dicho que la conozco; la conozco muy pero que muy bien. No puedes decir esas cosas. ¿No? ¿Sabes la carta que he recibido? Era de tu querida y refinada Alva. ¡Mentira! ¿Quieres verla? Fue una aventurilla preciosa, llena de promesas tiernas y emociones ardientes. No me lo creo. Conozco tus mentiras. Tú también has estado enamorado de ella. Sí Es muy posible. La calumnias porque te ha rechazado. ¡Me ha rechazado! ¿No te he dicho que la conocía muy bien? Lo entiendes, ¿verdad? ¡Calla! Mentiroso. ¡Eres un cobarde mentiroso! Tendría que darte un puñetazo. Si no fuéramos de uniforme No se lo merece. Solo es otra ¡Mentiroso! . Podría formarte un consejo de guerra. ¡Mejor eso que estar a tus órdenes! Quizás tengas razón. Mientras tanto, intenta dormir la mona. ¿Mermelada, señor? No, gracias. Tal vez el Sr. Nichols quiera. El capitán desea saber si querría mermelada. No, gracias. El Sr. Nichols sabe que es costumbre esperar a que el superior se levante. Claro que si hay una razón urgente como escribir una carta No se trata de una carta. Pues debo insistir en que espere. Un grupo de bandidos. Llevémosle al capitán enseguida. Es de la patrulla de reconocimiento. Ha tropezado con un grupo de bandidos. Traedle. Sí, señor. ¿Le importaría al Sr. Nichols retirarse? No, señor. Si me lo permite, querría ¿Qué pasa? Bandidos, un grupo grande. Han asaltado la zona de Jackall Wells. ¿Cuántos eran? Un grupo grande. Cuarenta, cincuenta. Es difícil saberlo. Llevadle al cuartel. Saque los mapas. Apague la luz. Listos para dentro de una hora. ¿Querrá ir con las tropas? Sí. Muy bien. Irá. Mejor aún. Liderará las tropas. Le sitúo al frente de la expedición. Vamos, Sr. Nichols. Capitán, no cree que Silencio. Geoffrey. El Sr. Nichols pierde las formas. Sí. Lo siento. Le agradezco que me envíe a este pícnic. ¿Pícnic? Agradézcamelo cuando vuelva. Si vuelve. Vamos. ¿Sr. Nichols? ¿No quiere dejar una nota por si acaso? ¿Ninguna carta? No, gracias. ¿Ningún mensaje? Bueno, sí. Cuando regrese a Londres, vaya a ver a mi sastre y dígale que siento haber quedado a deberle libras. Y recuerde que le corte las solapas del abrigo así. ¡McNellis! ¿Señor? ¿Qué hace tan temprano? Por si algo iba mal. ¿Mal? ¿Qué puede ir mal? Cree que estoy preocupado por Nichols. No lo estoy, ¿entiende? Sí, señor. No, señor. ¿En qué quedamos, ? Sí, señor. Nichols sabe cuidarse. Sabrá liderar una compañía. ¿Cree que quiero que le maten? Habrá heridos. ¡¿Y qué?! Ser soldado nos es pavonearse por Sackville Street. Quería acción y la tendrá. Acabaré con su engreimiento. Soy su capitán, no su enfermera. Sí, señor. Tráigame mi caballo. Iré tras él. No puede ir solo. ¡Tráigamelo! Lléveme con usted. ¡Tráigamelo! Sí, señor. Lléveme con usted. Ya basta de tanta tontería.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *