Reggae Caracas Escucha en vivo

En direct Reggae Caracas écouter
Reggae Caracas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Radios populares

Reggae Caracas escuchar

Radio On line Reggae Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

pero no está ahí porque ese sonido viene de tu interior. Y no puedes abrir sin importar lo lejos que llegues. Ya termina! Lo amabas igual que los niños frágiles aman a los bravucones guapos. Escribes canciones sobre él. digo. Escribes poemas sobre él. Aún escribes poemas sobre él. Estás escribiendo uno ahora mismo. Por qué estás tan triste? Qué triste. Algo más alegre para variar estaría bien. Creo que todos están de acuerdo. Podría regresarnos a la cantante? Ella estaba. Lo siento. Me perdí donde estaba. Tardaré un segundo en encontrar dónde estaba. No tolero ver esto. Lo siento. De verdad no puedo. Es obvio lo que eres. Estás ciega de amor. Y lo que amas, escribir, esta ciudad, tus amigas, sobre todo, hombres como Benji.. lo que todos ellos tienen en común es que nunca te amarán igual, mientras tú lo entregas todo. Es una locura, hasta dónde llegamos. Nos parecemos mucho, Beck. Los últimos de los verdaderos románticos. Estaba considerando esto con mi nuevo amigo, el Sr. Indigente, cuando pasó la segunda cosa más afortunada de esta semana. Está pasando en serio? Se siente como si estuviera soñando. Pero no. Beck, estás demasiado borracha para estar sola. Y si algún te hubiera seguido hasta aquí? Y estás demasiado borracha para estar parada tan cerca de las vías. Beck! POR QUÉ NO VINISTE A MI POESÍA? Beck, deja de mandarle mensajes a ese arrogante club soda que no se aparece. Quieres a Benji. QUERÍA QUE ESTUVIERAS AHÍ Necesitas a Benji. Te aferras ese teléfono como si fuera Benji porque es tu único medio de mantenerte conectada. Olvida a Benji. Y deja de con ese teléfono! Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Oye, oye, oye! Estás bien? Estás bien? Puedes levantarte? Quédate quieta. La mitad de esa puede electrocutarte, de acuerdo? Solo dame la mano. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo! Señor, por favor, cállese! Recógelo! Dame la mano. Ya viene el tren. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Recógelo. Dame la mano, ahora! Recógelo. Recógelo! Ay, Dios mío. Ay, Dios mío. Lo lamento mucho. No pasa nada. Está bien. Odio esta chaqueta. De verdad lo lamento. No te preocupes. Te importa? Seguro. Sabes qué? Te conseguiré un taxi, de acuerdo? No siempre soy así. Supuse que tuviste una mala noche. Mala noche. Oye, no quiero parecer una acosadora, pero. creo que te conozco. Paula Fox? Claro, claro! Por supuesto. Lo recuerdo. Lo siento. Así es como me veo cuando estoy sobria y con el pelo recogido. Claro, no, me acuerdo. Está bien. Tengo una cara muy aburrida. Claro que no. Sí, «Personajes desesperados». Lo recuerdo. Sí. Adónde vas? A Village. Estás en algún lugar cerca? Acompáñame. Es lo menos que puedo hacer. Bueno. Te mudaste aquí para ser algo? Yo sí, pero no está resultando y solo me la paso corriendo horas al día. Por qué? Dios, no importa. Lo siento. No, por favor. A veces me siento igual. Este hombre que conozco, es el dueño de la librería. Una vez me dijo que todos los libros suman una verdad esencial, que es, si tu coeficiente intelectual está por encima de un cierto número. La vida es casi insoportable. Y el número ni siquiera es tan alto. Creo que sería más feliz si fuera más estúpida. Pero entonces el mundo no conocería tu poesía. Cómo sabes que escribo poesía? No lo hacen todos los escritores jóvenes de Nueva York? Digo, leo un montón de poesía. Quién te gusta? Strand, Sexton, Merrill. Estás describiendo mi mesita de noche. Pues si los lees para dormir todas las noches, entonces definitivamente perteneces aquí. Cuál era tu apellido? Goldberg. De dónde vienes, Joe Goldberg? Crecí aquí. Me fui un tiempo, persiguiendo a una chica. Pero regresaste? Sí, la extrañaba. Y no soy un buen perseguidor. Yo tampoco. Aquí. vivo. No está mal. Gracias por ponerme sobria. Y por salvarme la vida. No, no te. salvé la vida. Sí, lo hiciste. Dios. Por supuesto. Benji. Hola. Él es Joe. Él literalmente me salvó la vida esta noche. Me caí en las vías. Fue una locura. Amor, ya te dije que la gente es básicamente buena. Buen trabajo, hermano. Hermano? Qué desperdicio de pelo. Bien, Beck,
Radios Online Venezuela
Bienvenido a nuestro sitio web.