Buenísima 103.9 FM Escucha en vivo

En direct Buenísima 103.9 FM écouter
Buenísima 103.9 FM
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Radios populares

Buenísima 103.9 FM escuchar

Radio On line RBuenísima 103.9 FM Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Sus comentarios son aceptados.
Teléfono: 0212 344 4013

¿Estaba casado? Viudo. Pero el rumor es que tenía una amiguita. Los hombres compran regalos a las amigas. Las tiendas te despluman de cualquier modo. Son unos bastardos, las tiendas. Pero, puerta a puerta, ahora eso es oro. Sin gastos indirectos, ¿entiende? Vendedores. Vendedores. compran las existencias, son los responsables de las existencias, venden y ganan. Tiene mucho que ver conmigo. ¿Parece sencillo? Ojalá. Tengo úlceras comiéndome vivo. Tengo hemorroides. Oh, la maldición de Dios. Bueno, Sr. Poirot, ¿qué es lo que quería? Una lista de sus vendedores. ¡Yvonne! ¿Has oído eso? En Londres, monsieur Prynne. ¿Londres? Nosotros no hacemos Londres. Twinkle Toes se dedica estrictamente al Norte. Manchester, Leeds, Liverpool, Newcastle. Nunca Londres. odio a los londinenses. Son unos villanos, todos y cada uno de ellos. Hubo una compra al por mayor. Londres, un apartado de Correos en Fulham, lo hice yo misma. ¡Yvonne! ¡Sabes cómo me siento! Fue una gran compra, Sydney. ¿El nombre de la persona ordenante? Sin nombre, solo el pedido y dinero en efectivo en un sobre. Aunque recibimos una carta de una chiflada de Londres. Bueno, te acostumbras a las cartas divertidas cuando andas metido en medias de mujer. ¡Algunas de las cosas que escriben, te ponen los pelos de punta! ¿Todavía tiene esa carta, madame? Esa joven que fue estrangulada con una media, por el ABC en la caseta de la playa. la media, no era. no era una Twinkle Toes, ¿verdad? Lo era. Pobre muchacha. Eso es todo. «Estimados señores: He seguido sus instrucciones al pie de la letra y ya estoy en la pensión y listo para empezar mi aventura con Twinkle Toes. El abrigo es de la mejor calidad que jamás haya tenido y tendré buen cuidado de él, solo lo llevaré cuando esté trabajando para ustedes». ¿Abrigo? ¿Abrigo? ¿De qué está hablando? «Prometo que seré el más leal y dedicado representante de su producto. Atentamente, Alexander Beakles.». ¿Puedo? «He seguido sus instrucciones al pie de la letra». Necesito hacer una llamada telefónica. ¿Qué te dije, eh? Siempre son los callados, siempre. Ya lo ves, tenía razón. Por eso deberías escucharme. Me sé las cosas. Lo tenemos. ¿Por qué no entra en casa, señorita? Siéntese tranquilamente con su madre hasta que esto se acabe. ¿Ellie? No vuelva a la casa. ¿Qué? La policía ha venido por usted. No vuelva. Vaya a otro lado, Sr. Cust. Rápido. Alexander Bonaparte Cust. A. B. C. ¡Corra! ¡Corra! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Lo quiero vivo! No se atreva a dejarlo morir, ¡lo quiero vivo! ¿Comprobó las huellas dactilares de la máquina de escribir? Todas suyas, excepto unas cuantas. Lo planeó todo aquí. Es una auténtica . Apropiado, de verdad. ¿Vivirá? El tiempo suficiente. Alguna especie de daño cerebral, aparentemente. Es un extraño, no se equivoque. Cuando lo desnudaron en el hospital, encontraron todos estos agujeros en su espalda. como si hubiera estado clavándose clavos en sí mismo. Un fanático religioso, tal vez. Da igual. Se enfrentará a juicio. El tumor no lo matará, lo hará la ley. Quiero verlo. Y, por favor, telefonee a sus colegas de Andover y asegúrese de que Peter Ascher sea puesto en libertad. Es inocente. Me había olvidado de él. Él dijo que yo era un. buen hombre. Japp le dijo que yo era un. buen hombre. Así es. Bueno, estaría contento con esto. El resultado. Estaría contento. Fue un buen presentimiento lo de las medias. Tenía razón sobre ellas. Estuve escuchando. ¿Va a ir a verlo? Sí. ¿Le dirá que tengo su caja del backgammon? La saqué. La tengo escondida. Él podría quererla. Está muy enfermo, mademoiselle. Pensé que estaba mal. Dígame, mademoiselle. Lily, solo, Lily. El Sr. Cust no recibía visitas, pero ¿recibió cartas? Recibió paquetes que vinieron antes de que él llegara y luego una carta y paquetes más tarde. ¿Y llegaron después del asesinato de Doncaster? Sí. Así es. Usted lo advirtió porque pensó que podría no haberlo hecho. ¿Por qué? Dígame como el Sr. Cust pudo haber matado a ese hombre en Doncaster durante la carrera de las cuatro y estar en casa a las siete. Sé que estaba en casa a las siete porque. Estaba caminando sobre su espalda, y se rompió un tacón.
Radios Online Venezuela
Bienvenido a nuestro sitio web.