Radio Dinámica

Radio Dinámica, Radio Dinámica Radios de Venezuela, escuchar Radio Dinámica en vivo online…

Añadir a su sitio.

Sí, tengo el– Un momento. Veo que ella tomó un percebe y lo cubrió con algas luminiscentes. Para distraer. ¡Vuelvan aquí! ¡Oigan! ¡Oigan! ¿Les gustó la canción? ¡Estamos vivos! ¡Estamos– Escucha, te agradezco lo que hiciste. Hay que tener coraje. Pero Radio Lo siento. Por una vez, intento ser sincero Radio Radio pero noto que estás distraída. ¡No, no! ¡De ninguna manera! ¿En serio? Porque me estás mirando como si tuviera una Radio Radio cabeza de tiburón. ¿Tienes cabeza de tiburón? Porque yo– Mira, el asunto es Radio Radio que una niñita, una infante, lo que sea Radio Radio no tenía por qué estar allí. Me hiciste un favor. Pero también estuviste a punto de morir. ¡Y ni siquiera pude derrotar a ese cangrejo tonto! Así que las chances de derrotar a Te Ka Radio Jamás llegaremos a Te Fiti. Esta misión está maldita. No está maldita. Cabeza de tiburón. ¡No está maldita! Maldita. ¿Qué más puedo decir aparte de que pronto moriremos? Pronto moriremos ¿Al menos podrías intentarlo? Halcón gigante. Oye, tranquila, tranquila. Pronto moriremos Bien, se acabó el recreo. ¡Arriba! ¿Por qué? ¿Me darás un sermón Radio Radio y me dirás que puedo vencer a Te Ka porque soy “Maui”? Ve a dar una vuelta, pequeño. ¿Cómo obtuviste tus tatuajes? Aparecen cuando me los gano. ¿Cómo te ganaste ese? ¿Cuál fue el logro? El descubrimiento de Noesa del hombre. ¿Qué es Noesa? No es asunto tuyo. Seguiré preguntando. ¿Por qué fue este? Debes dejar de hacer eso. ¡Deja de molestar! ¡Solo dime qué es! Dije que dejes de molestar. ¿Por eso tu gancho no funciona? ¿No quieres hablar? No hables. ¿Quieres arrojarme del bote? Arrójame. ¿Quieres decirme que no sé lo que hago? Ya sé que no lo sé. No tengo idea de por qué el océano me escogió a mí. Tienes razón. Pero mi isla se está muriendo. Por eso estoy aquí. Solo somos tú y yo. Y quiero ayudar. Pero no puedo si no me dejas. Yo no nací Radio Radio semidiós. Tuve padres humanos. Ellos echaron un vistazo y decidieron Radio Radio que no me querían. Me tiraron al mar, como si no fuera Radio Radio nada. De algún modo, los dioses me encontraron. Me otorgaron el gancho. Me convirtieron Radio Radio en Maui. Y regresé con los humanos. ¡Les regalé las islas, el fuego, los cocos! Todo lo que pudieran querer. Tomaste el corazón por ellos. Hiciste todo por ellos. Para que te amaran. Nunca fue suficiente. Quizá los dioses te encontraron por una razón. Quizá el océano te llevó hasta ellos Radio Radio porque vio que eras alguien que valía la pena ser salvado. Pero los dioses no son quienes te convirtieron en Maui. Eres tú. Bueno, bueno. Yo también te quiero, amigo. ¿Recuerdas cuándo hicimos todo esto? El balanceo, la energía Expresada en la danza Vamos, vamos Dame tu mano Vamos, vamos Ven y bailemos Vamos, vamos Dame tu mano Vamos, vamos Eres el único que espero Damos vueltas y vueltas Oye, mi cabeza está mareándose Damos vueltas y vueltas Hazlo de nuevo, pronto amanecerá Sonríe a mi manera a mi manera Sigue bailando sigue bailando Escucha a tu cabeza aue Sonríe a mi manera a mi manera Sigue bailando sigue bailando Escucha a tu cabeza aue Escucha a tu cabeza Escucha a tu cabeza ¡Sí! Escucha a tu cabeza Próxima parada: Te Fiti. Sonríe a mi manera A mi manera Sigue bailando Sigue bailando Escucha a tu cabeza Aue Sonríe a mi manera A mi manera Sigue bailando Sigue bailando Escucha a tu cabeza Aue ¿Qué? Ya lo entendí. Sabes, el océano me quería cuando hice emerger las islas. Porque tus antepasados navegaban nuestros mares. ¡Y las hallaban! Todas esas tierras nuevas, las nuevas aldeas Radio Era el agua la que las conectaba a todas. Y si yo fuera el océano creo que buscaría Radio Radio a una no princesa de cabello rizado Radio Radio para que vuelva a suceder. Eso es, literalmente, lo más amable que me hayas dicho. Probablemente te lo deberías haber guardado para Te Fiti. Lo hice. Moana de Motunui. Creo que oficialmente has hecho cruzar a Maui todo el océano. ¡Moana! ¡Moana! ¡Moana! ¡Eres increíble! Ya es hora. Ve a salvar al mundo. ¡Maui! ¿Qué estás haciendo? ¡Busco una entrada mejor! ¡No lo lograremos! ¡Sí, lo lograremos! ¡Da la vuelta! ¡No! ¡Moana! ¡Para! ¡No! ¿Estás bien? ¿Maui? Te dije que regresaras. Pensé que podríamos lograrlo. “¿Podríamos?” Pensé que yo podría lograrlo. ¡Nosotros podemos arreglarlo! Eso fue hecho por los dioses. ¡Tú no puedes arreglarlo! La próxima vez tendremos más cuidado. Te Ka se atascó en la barrera de islas. ¡Eso es lava! No puede llegar al agua. Podemos hallar un desvío. No regresaré. Aun tenemos que recobrar el corazón. Mi anzuelo está rajado. Otro golpe, y se acabó. Maui, tú debes recobrar el corazón. Sin mi anzuelo, yo no soy nada. Eso no es verdad. ¡Sin mi anzuelo, yo no soy nada! Para empezar, solo estamos acá porque tú robaste el corazón. No, estamos acá porque el océano te dijo que eres especial, y lo creíste. Yo soy Moana de Motunui. Vas a abordar mi bote. Adiós, Moana. Navegando a través del mar. ¡Yo no me suicidaré Radio Radio para que tú puedas probar que eres algo que no eres! ¡Y recobrar el corazón de Te Fiti! ¡El océano me escogió!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *