RadioAlterna Escucha en vivo

En direct RadioAlterna écouter, Alternativas de transmisión en vivo Corriente 1 y Corriente 2 prueba nuestras opciones ..
RadioAlterna
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Radios populares

RadioAlterna escuchar

Radio On line RadioAlterna Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Sus comentarios son aceptados.

«Pues porque soy perro». Le digo: «¿Quién te dijo que eres un perro?». Yo nunca me imaginé en ese momento que Montoya tuviera también problemas… con respecto a alguna separación. Yo seguía con el papá de Brandon. Nunca quiso buscar un trabajo estable para darme pensión. Nunca. Entonces, hasta los doce años que tiene mi hijo, acaba de cumplir trece, yo lo mantuve, me hice cargo, yo le di la escuela, pagué todo. Hasta que llegó un momento que dije: «Ya no quiero nada contigo. Ya estuvo, ¿no?». Tanto coincidimos en las pláticas de su vida personal con la mía, que agarra y llegó un momento que me dice: «¿Te das cuenta que somos la misma mamada?». Dice: «Porque tu vida y la mía son iguales. Todo lo que me estás contando que estás viviendo, yo ya lo pasé. Pero nada más que yo en jefe de familia y tú como mamá». Dice: «Porque aquí la que está trabajando para la familia eres tú. Y aquí el que está dando todo por su familia soy yo». [soplidos en cerbatana] O sea, dos policías verdaderamente impartiendo, según, la ley y la justicia, quebrándose adentro de una patrulla, llorando por los problemas que traen. [soplido en cerbatana] Ella dice que se enamoró. ¿No? Empezaron los regalitos. Que un chocolate. Obsequios, como este, que todavía guardo. Una carta que dice: «Hola, mi amor. Muy buenos días». [ríe] Ella no sabe que… que esto y más regalos… los tengo guardados todavía. [descarga del baño] Pero sí pagamos para que nos mandaran en la patrulla juntos. Sí, era la . La PS. Y nos empezamos a apapachar mutuamente. Nos consolábamos, yo diciéndole: «No, pues échale ganas, no desistas». Le di, creo, un curso de humildad y le empecé a inculcar que leyera. Un día se me ocurre… me bajo a firmar a una tienda, estábamos en la patrulla… y veo un señor que va pasando con unas rosas. Le digo al señor: «Véndeme una rosa, la más bonita que tengas». Y le digo a Teresa: «Bájate. Bájate a firmar el OXXO». Cuando… regresa… ya le había puesto la rosa entre su asiento y el arma. [ríe] [suena de fondo «Tus ojos» de Los Locos del Ritmo] Le digo: «Gracias por todo, gorda». ¿No? «Porque, este, me has alivianado, me has ayudado mucho,

Tel.: 04246667752
Email: [email protected]

Radios Online Venezuela
Bienvenido a nuestro sitio web.