Deportiva

Deportiva, Deportiva Radios de Venezuela, escuchar Deportiva en vivo online…

Añadir a su sitio.

Porque era una señora muy vieja y estaba cansada. ¿Puedo comerme otro trozo de bizcocho? Sólo un trocito pequeño. Ya está. Y un trozo para Edith. Y Edward. Sí. Toma. Ahora, vete. De acuerdo. Toma, Edith. Aquí tienes tu trozo. Gracias. ¿Qué mano? Esa. Ése no es mi trozo. Sí, lo es. ¡No! Edward es muy bueno, pero Joey Radio Edward, ¿se están portando bien? Sí, mamá. Ya vienen. Ya se ve la procesión y los sirvientes están aquí. Pasen, todos. Será mejor que salgan al balcón. Sí, señora. ¡Mira! ¡Mira, ahí está papá! Joey, quédate quieto. Calla. Ése era lord Roberts. Levantó la mano para que no vitorearan. ¿Ése es Bobs, mamá? ¿Es Bobs? Niños, quédense quietos y firmes, como les enseñó su padre. Cinco reyes cabalgando detrás de ella. Mamá, debió ser una señora muy pequeñita. El ayudante general del ejército. Lord y lady Cumberland. El capitán sir Albert Montague y lady Montague. Su Eminencia, el cardenal Humbolt de la Torre. El maharajá de Rantoula. El General Stuart El conde y la condesa de Norfolk. Conocí a lady Marryot allá. ¿A quién has dicho? A Jane Marryot. Acaban de concederle el título de sira su marido. Oh, los Marryot. Los conozco muy bien. Se merecía el título de sir. Tiene un historial de guerra espléndido. No te dan la Cruz de Victoria por nada. La Sra. Harris y el capitán Ronald James. Buenas noches. ¿Cómo está? ¿Cómo está? Sir Robert y lady Marryot. ¿Cómo está? Encantada de verla. Y a Ud. también, sir Robert. Cuánto me alegra que pudieran venir. Gracias. El Sr. y la Sra. de Geoffrey Pellier. ¿Cómo está? Bien, sir Robert. Bien, milady. ¿No es divertido? Tengo ganas de correr y esconderme. Pero quizá me gane el respeto de tus hijos. Oh, querido. Están locos de alegría. Estoy tan orgullosa de ti, Robert. Tú eres lo más importante, cariño. Siempre lo has sido. ¿Tengo bien el cabello? “Bar Público” “Alfred Bridges Vendedor autorizado de vinos, licores, cerveza y tabaco” Recuerdo que estábamos cerca de Pretoria, con las tropas regulares Radio los fusileros y demás. Todos se veían indefensos. Fui a ver al oficial al mando y le dije: “Mire Radio ” Sr. Bridges, ¿Harry puede pagar otro trago más? ¿Ya se lo tomó? Sí. Entonces puede pagarlo. ¿Qué cuentas, Harry? Hola, Alf. Fui a ver al oficial al mando y le dije: “Mire. Estos muchachos no tienen iniciativa”, le dije. “Exacto, Bridges”, me dijo. “Vaya y dígales de mi parte qué..” Ya voy. “Vaya, Bridges”, dice, “y dígale al oficial de mi parte que Radio ‘ Alfred, ¿quieres venir aquí un momento? Les diré lo que dijo cuando regrese. ¿Qué ocurre? Entra aquí. ¿Cómo puedes seguir así día tras día? ¿Qué ocurre? Creí que ibas a pagar el alquiler esta tarde. ¿Y qué? ¿Y qué? Nunca has pagado el alquiler a tiempo. ¿Quieres que nos echen de aquí? Tengo que atender el bar, supongo. Pero no tienes que beberte todos los beneficios. Oh, Alfred. ¿Es que ya no tienes amor propio? Eras tan respetable cuando estabas en el ejército. No tienes que echarme una bronca sólo porque quiero ser mi propio jefe. Tremendo jefe estás hecho. Vestido como un borrachín holgazán. Mira, Ellen. No me obligues a ser severo contigo. Yo soy el jefe aquí, ¿entiendes? Y cómo me visto es asunto mío. De hecho, iba a ir a ver a los Cerveceros ahora mismo. ¿Ves? Pero no me digas lo que debo hacer. ¿Ya se fue? Sí, se fue. Hola, Fanny, mi pequeña. ¿Vienes de estudiar tus lecciones? ¡Sí! Vamos. Dale un beso a papá. Eres demasiado orgullosa para darle un beso a tu padre, ¿eh? ¡Vamos! Harás lo que te digo. Vamos, ve adentro. No juegues en la calle. La libertad no es para todo el mundo. A algunos es mejor tratarlos con mano de hierro. Mamá. Cielos, qué tarde llegas. Deja los libros. Sube a ponerte tu vestido blanco. ¡Anda, apúrate! Hola, Alf. Hola. Hola, Alf. Hola, Bill. Hola, amigo. Hola, Alf. ¿Quieres un trago? No, no quiero beber nada. Sólo voy a la cervecería. Por razones de trabajo. Un traguito no te hará daño. De acuerdo. Pero sólo uno. Es todo lo que nos tomaremos, sólo uno. Ellen, baila de maravilla. Ven aquí, querida. Te conocía cuando sólo eras un bebé. Es una bailarina nata, en mi opinión. Tiene mucho talento. Mucho.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *