Hot 94

Hot 94, Hot 94 Radios de Venezuela, escuchar Hot 94 en vivo online…

Añadir a su sitio.

cuando se peleaban por los juguetes. Me pregunto si Joey tiene razón. ¿Te importaría? Jane, claro que no. ¿Y a ti? ¿Mi hijo y tu hija? Querida, sabes que me encantaría. Si vamos a reunirnos con papá Radio Sí, no debemos hacerle esperar. Vamos. ¡Ellen, qué sorpresa! Milady, qué casualidad verla aquí. ¿Cómo estás, Ellen? ¿Cómo está, señora? Hola, Ellen. Señorito Joe. Cómo ha crecido. Recibí su carta, milady, cuando murió mi Alfred. Qué amable de su parte escribirme, sin duda. Lo lamentamos tanto. Espero que su negocio Radio Va muy bien, milady. Conservé la taberna. Dejé al encargado al frente. Sólo vinimos a darle unas vacaciones a Fanny. Va a una academia de baile ahora. Ganó este premio de danza hoy. Ohh, es precioso. No lo suficiente, en mi opinión. Esta niña baila como “Pavaliver”. ¿Baila como quién? Pavaliver. La bailarina rusa. No seas tan ignorante. Supongo que quiere ser una artista. Jane, querida, ahí estás. Hola, cariño. Sir Robert. Ellen, ¿cómo estás? Muy bien. Gracias, señor. Estupendo. Éste es mi primo, el Sr. Granger. ¿Cómo está? Y su esposa. ¿Cómo está? No le conozco, pero conozco a su esposa. Ah, sí. Creo que no me lo dijo. Fue el día que se murió el pobre Alf. Creo que preferirías estar en ese asqueroso concierto Radio en ese espantoso muelle Radio escuchando la Canción de Primavera de Mendelssohn Radio o a un contralto fornido cantando “Sweet And Low”. Me encantan los contraltos. Me encanta “Sweet And Low”. Y adoro la Canción de Primavera. ¿Qué otros vicios tienes? Sentarme sobre los botes con jóvenes cínicos Radio y contemplar el mar. Pero, Edith, no soy cínico sino realista. Mira, un gran buque de vapor. Llevando su preciado cargamento humano a los confines del Imperio. No te rías. Me encantaría estar a bordo. ¿A ti no? ¿Juntos? Quizá. Estaríamos mareados. Horriblemente. Todos lo están. ¿Qué? Mareados horriblemente. ¡Qué horror! Aun así, me arriesgaría. ¿Y tú? ¿Juntos? ¿En el barco más hermoso del mundo? Y en la luna de miel más maravillosa del mundo. Oh, Edward. Querido Radio Edith, estoy completamente enamorado de ti. ¡Mira! Blériot cruzó el canal. ¡Lo logró! ” de Abril, de ” Hace frío, ¿verdad? Es de esperar en mitad del océano. Nos acercamos a los bancos de Terranova. ¿Quieres regresar adentro? No, estoy bien. El Atlántico es muy grande, ¿verdad? Demasiado grande. Y muy profundo. Ohh sí, demasiado profundo. A mí no me importa. ¿Y a ti? En lo más mínimo. ¿No sería horrible si viniera un mago y nos dijera: “A menos que cuenten con exactitud Radio todos los peces que hay en el Atlántico, morirán esta noche”? Entonces moriríamos esta noche. ¿Cuánto te importaría? Morir, quiero decir. No lo sé. Bastante, me imagino. Yo creo que a mí no me importaría demasiado. Verás, jamás seremos más felices de lo que somos ahora. ¿Verdad? Cariño. ¿Todas las lunas de miel son así? Exactamente igual. Ohh, Edward, es un tanto desalentador, ¿no? Quiero que esto sea algo único. Lo es, para nosotros. ¿Pensaste de pequeños, cuando íbamos al teatro y al zoológico Radio ? ¿Qué acabaríamos casándonos? Claro que no. Eras una niña terrible. Y tú un niño horrible. Y Joey. Era vil. Pero todos nos llevábamos bien. El querido Joey. Está pasando galantemente por su fase de chicas coristas ahora, ¿verdad? Galantemente, pero no aprisa. Bueno, querido, tú te tomaste tu tiempo. Vamos, Edith. ¿No? Luz de mi vida, cállate. Te habrías enojado mucho si yo llego a tener mis aventuras. ¿Si llegas a tener qué? Mis aventuras. Aventuras románticas antes que tú. No las tuviste. Cientos. Mentirosa. A veces deseo haberlas tenido. Así habría aprendido algunos trucos para retenerte cuando te canses de mí. Eso jamás ocurrirá Radio con trucos o sin trucos. Sí, algún día ocurrirá. A la gente siempre le ocurre. El amor se marchitará y nos olvidaremos de cómo fue. Edith, no. Seguro que ocurrirá. Dentro de unos años, lo nuestro perderá la gracia. Querida, contéstame una cosa sinceramente. ¿Acaso perderé yo la gracia alguna vez? ¡Tonto! Entonces tu argumento entero queda despachado. Además, mira a papá y a mamá. Son muy felices y siempre lo han sido.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *