La Romántica

La Romántica, La Romántica Radios de Venezuela, escuchar La Romántica en vivo online…

Añadir a su sitio.

Y a tu madre no le gustaría. No le importaría. No hablemos de ello ahora. Esperemos a que regreses. No, ahora no, querido. Ya veo. ¡Srta. Bridges, por favor! Escucha, Joey. Te quiero y tú me quieres a mí. Debo irme. Llego tarde. Y tú también debes irte. Pero no voy a decirte adiós. Nos hemos divertido mucho y no quiero que te olvides de mí. Por eso te di el relicario. Llévalo siempre contigo, Joey. ¡Mi querido Joey! Srta. Bridges, la están esperando. Tenemos poco tiempo para decirnos adiós. Me alegro, en realidad. ¿Tú no? Enormemente. Nunca sé qué decir. Ya casi estoy acostumbrada. Esto ha ocurrido tan a menudo. Querida mamá, eres maravillosa. Nunca te quejas. No seas demasiado cariñoso conmigo. No quiero portarme mal. ¿Tú? Eres incapaz de portarte mal. Qué gracioso. Robert me dijo eso hace muchos años. Era la guerra de los bóer entonces. Ahora todo es tan diferente. Adiós. Adiós, cariño. Cuídate. Intenta ver a tu padre por el camino. Sí, sí puedo. Adiós. Adiós. ¿Un cigarrillo? Gracias. ¿Es tu primera vez? Sí. Es maravilloso, ¿verdad? Maravillosamente maravilloso. ¿No te alegras de regresar? Terriblemente. Creí que iba a acabar todo antes de tener edad para ir. Yo también Radio una vez. Perdón. Debo ver al R.T.O. ¿R.T.O.? ¿Qué es eso? El oficial de transporte ferroviario. ¿No sabes nada? Disculpe, señor. ¿Qué ocurre? Regreso de mi licencia. Primer batallón. Sargento, asígnele un tren a este oficial, ¿sí? Sí, señor. ¿Puedo hablar con Ud. un momento? Estoy muy ocupado. ¿No le basta con el sargento? Me temo que no, papá. ¿Qué diablo? ¿Cómo supiste que estaba aquí? Me enteré en la base. ¡Diablillo! ¿Cómo está mamá? Estupendamente. Estará exhausta con sus trabajos de guerra y todo eso. Está de maravilla. Tú te ves bastante cansado también. Estamos moviendo tropas rápidamente. Tenemos al enemigo dominado. ¿Qué hiciste durante tu licencia? No sé, muchas cosas. Vi a la tía Margaret. No pudiste escabullirte de ésa, ¿eh? ¿Cómo está? Está bien. ¿Tú cuándo tendrás licencia? Probablemente, nunca más. Dios santo. ¿Por qué? Porque están hablando de un armisticio. En realidad, todos podríamos estar en casa en unas semanas. El tren del primer batallón, andén , en minutos, señor. ¿ minutos? Tengo que ir por mis cosas. Adiós, papá. Adiós. Gracias por venir a verme, Joey. Adiós. Habla el general del Alto Mando. “Se ha firmado un armisticio y las hostilidades cesarán hoy Radio a las : a.m. A las : en punto, la batería de Hyde Park disparará salvas Radio y el oficial al frente de los morteros disparará una salva de bengalas. Recibirán órdenes escritas a continuación. Los oficiales sincronizarán ahora sus relojes Radio ¿Listos? La señora vendrá enseguida. Muchas gracias. ¡Vaya, Ellen! Mi sirvienta me dijo la “Sra. Bridges”. Jamás me imaginé que fueras tú. Sí, vine a hacerle una visita. Es por un asunto bastante importante, de hecho. Siéntate. Me alegro mucho de verte. Gracias. ¿Cómo está Fanny? Muy bien. Está actuando en Sobre la luna, ¿sabe? Vine a verla por ella, en realidad. ¿Y bien? Bueno, es un tanto difícil. ¿Qué ocurre? Ella y el señorito- Ella y Joe. Sí, Joe. Han tenido Radio Bueno, para ser franca, si sabe a qué me refiero Radio están teniendo una aventura romántica. En sus últimas dos licencias, ha pasado mucho tiempo con ella. No habría venido a verla si no es porque Radio bueno, creo que Fanny está muy disgustada. Ahora que la guerra ha terminado y él regresará a casa, creí Radio ¿Qué creíste? Creo que deberían casarse. ¿Ella quiere casarse con él? No, no exactamente. Quiero decir Radio No he hablado con ella sobre esto. No sabe que lo sé. ¿Y cómo lo sabes? Encontré una carta de él. ¿La leíste? Sí, la traje conmigo. No deseo verla, gracias. Sólo la traje porque Radio Dime Radio ¿Fanny está en alguna clase de apuro? No, no es nada como eso. Será mejor esperar a que regrese Joe. Luego, que decidan ellos. No quise disgustarla. No estoy disgustada en lo más mínimo. No dejo de pensar en ello. Me tiene muy preocupada. Creo que debiste hablar con tu hija antes de venir a verme. Nunca me entrometo en los asuntos de mi hijo. Cuánto lo siento.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *