Radio Fiesta 106.5 FM

Fiesta 106.5 FM, Fiesta 106.5 FM Radios de Venezuela, escuchar Fiesta 106.5 FM en vivo online…

Añadir a su sitio.

No para de bailar el día entero. ¿Tienes hijos, Annie? No exactamente, si sabe a qué me refiero. George no es partidario de tener hijos. No siendo un minorista. Lo que digo es que uno ya está muy ocupado con la tienda. Ah, ya veo. Mi primo George es un verdulero, milady. Ya veo. ¿Desea otra taza, milady? No, gracias, de veras. Se está haciendo tarde. Sí, madre. ¿Y cómo estaba Cambridge cuando se fue, señorito Edward? Muy bien, supongo. Estoy en Oxford. Ah, Oxford. Nunca he ido a Oxford. Pero mi marido sí. ¿Verdad, George? Sí. Es un lugar bonito Oxford. Muy antiguo, si saben a qué me refiero. Sir Robert lamentará mucho saber que Bridges está enfermo. ¿Enfermo? ¿Alf está enfermo? ¿Qué le ocurre? Antes de que vinieran tú y Annie, George Radio le estaba explicando a la señora que Alfred tiene la pierna mal. ¿La pierna mal? Sí, muy mal. Tiene un dolor atroz desde el domingo. Tú sí que te reirías de alguien que sufre. ¿Dónde está? Arriba en la cama. Subiré a echar un vistazo Radio No hay que molestarlo. ¿Y cómo sufrió el accidente? Montando en bicicleta. Montaba en bicicleta y se cayó. No sabía que tenía una bicicleta. Ya no la tiene. Díganle cuánto lo lamentamos. Vamos, Edward. Debemos irnos. Aquí tienes, cariño. Qué amable por su parte, señora, venir hasta aquí a vernos Radio y regalarle a Fanny esa muñeca tan linda. Dile adiós a la señora, Fanny. Adiós, milady. Adiós, querida. Adiós. Adiós, Annie. Me alegra tanto verte tan feliz. Encantado de conocerla, sin duda. Adiós, Ellen. Dale nuestros recuerdos a Bridges. Aún los extrañamos a los dos. Nosotros también les extrañamos. El tiempo cambia muchas cosas, pero no las viejas amistades, ¿verdad? No, milady. Eso de ninguna manera. Adiós, Ellen, y buena suerte. Adiós, señorito Edward, y gracias por venir. Adiós. Así que por eso no me querían aquí, ¿eh? Alfred Bridges, compórtate. Encantado de verla de nuevo, mi lady, sin duda. Bienvenida a nuestra casucha. Qué orgullosa y altanera, ¿eh? ¡Alfred, basta! ¡Basta! Vamos, querida Ellen. Cuánto lo siento. Lo comprendo muy bien. Pronto regresaré a verte. ¡Bruto borracho! Tú cierra la boca. No te metas en lo que no te importa. Será mejor que te recuestes. ¡Déjame en paz! Son un atajo de esnobs, eso es lo que son. ¡Unos s esnobs! ¡Vamos! No soy lo bastante bueno para estar en casa cuando viene gente elegante. ¡h, no! ¡Les mostraré quién es lo bastante bueno! Jamás volveré a llevar la cabeza bien alta. ¡Jamás! ¡Jamás! ¿Quién le dio a Fanny esa muñeca? La señora, supongo. No queremos sus malditas limosnas aquí. ¡Apártate! ¡Ven aquí! ¡No, suelta! Ven aquí. Vas a ir arriba. Eso es lo que harás. Vas a subir. ¡ s esnobs! Ella tenía razón. Ella tenía razón. El tiempo cambia muchas cosas. Irrumpir en casa de esa forma, insultando a Fanny y lastimándome. Necesita un buen escarmiento. Exacto. Un buen escarmiento. De acuerdo. Mira, Alf te dirá cuánto lo lamenta cuando regrese. Lo sé, lo sé. Sra. Bridges, será mejor que venga. Alf ha sufrido un accidente. ¿Está herido gravemente? Sí. ¡Atrás! ¡Todo el mundo! “Gente Famosa ” Damas y caballeros Radio y niños pequeños Radio tengo el placer de anunciarles Radio al ganador del concurso de canto y danza de esta semana. Es, es, es Radio nada más y nada menos que la pequeña Fanny Bridges. ¡Sube aquí! Supone un gran placer para mí entregarte este maravilloso premio Radio un recuerdo del tío George y sus alegres muchachos. Y ahora, damas y caballeros, para terminar Radio el tío Dick les cantará “Take Me Back To Yorkshire”. ¡A mover esas piernas! Vamos a bajar a la playa. Cielos. Tenemos que bajar. Tu padre se reunirá con nosotros ahí. Sí, lo sé. Tiene unos nervios de acero. Pero no necesita a una delegación entera. Edith y yo vamos al concierto en el muelle. ¿Concierto? Qué detestable. Nadie te pidió tu opinión. Tú saca tu balde y tu pala y ve a darte un bañito. Vamos, Edith. ¿No te importa, mamá? Claro que no, cariño. Hazlo que quieras. ¿Esos dos se están enamorando, por casualidad? ¿Enamorando? Dan lástima. Joey, compórtate. Pero, mamá, ¿no ves que están locos el uno por el otro? Parece que fue ayer



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *