Ven FM Zulia

Radio On line Ven FM Zulia Emisoras De Venezuela, Escuchar En Vivo online, La calidad y La Emisión Continua.

Añadir a su sitio.

Qué, como diferente, no me muestra. Lo que me oculta, revelándose. Donde me toma,.. hacia qué noche, en la ilusión de la luz. Uno diría que tienes miedo de lo visible.. de las cosas. Sí,.. Tengo miedo. Como si Roma me hubiera contaminado. Según tú, los hombres de los agujeros habían intuido el esfuerzo romano.. para reinar sobre el mundo del pensamiento y de los cuerpos? Todo era conocido, entonces, en la tierra,.. de los fugitivos del imperio,.. de los desertores,.. de los errantes de Dios, de los ladrones. Todo era conocido,.. sobre el esfuerzo de Roma,.. y se dio testimonio de la pérdida de su alma. Y mientras Roma proclamó su poder.. perdiendo la sangre de su propio pensamiento,.. los hombres de los agujeros.. permanecían sumergidos en la oscuridad del espíritu del futuro. ¡Pensando! ¿Ellos sabían que estaban pensando, quizás? Ignoraban la manera de escribir, y de leer. Durante mucho tiempo. Por siglos. Yo no te he dicho lo esencial. Las únicas ocupaciones de los hombres de los agujeros,.. estaban atadas a Dios Con las manos vacías,.. ellos miraban. Tú mencionaste. un amor actual. Sí. ¿Un amor vivo? Sí. ¿De qué manera, esto se relaciona con Roma? Porque este diálogo ha sido hecho en ella. Y es este diálogo, en este amor,.. que cubre Roma con un manto de pureza. Los amantes han llorado en el lugar dónde reside el cuerpo inmenso y sin vida.. de su historia. ¿Y en dónde habían llorado? ¡En ellos mismos! Aquí, sólo podrías hablar de un amor afamado. Sí. ¿Quién habría hablado? La reina de los desiertos. La reina de Samaria. ¿Y quién le habría contestado? Un general de las legiones romanas. Un jefe del imperio. ¿Toda Roma sabía sobre la guerra? Sí Y los obstáculos a ese amor,.. simplemente dependían del renombre de la guerra. Sí. Y cómo sabían que era un gran amor? Así como sabían el número de muertos,.. de prisioneros. Lo habrían sabido igual en caso de paz. Ellos simplemente sabían.. porque la habían capturado, en lugar matarla. Esta joven de Samaria, reina de los judíos,.. reina de un desierto sin interés para Roma,.. conducida en Roma con tal respeto, en medio de miles de muertos, ¿cómo no lo supusieron? Este amor es mayor que lo que la historia dice. Mayor, sí. Mayor que lo que él deseó, él,.. ¿el destructor del templo? Sí. Fue ignorado por él. Él no era consciente para amarla. Excepto, quizás,.. cuando la tuvo en su poder,.. en los cuartos del palacio,.. los guardias dormidos por la noche. Y de los amantes del templo, no hubo una palabra ni siquiera? ¿Una confianza, una imagen? No. Ella no hablaba romano,.. él no hablaba el idioma de Samaria En este infierno de silencio,.. nació el deseo. Imperioso, definitivo. Luego se extinguió. Se dice que era un amor bestial,.. veloz. Sí. Sin duda era esto. Un amor. Y el Senado inquiere,.. y deja,.. al comandante romano,.. la tarea de anunciarle que él decidió abandonarla. ¿Es él, que se lo anuncia a ella? Sí, es él. Ya veo la escena. Es de tarde. Todo pasa muy rápidamente. Él, entra en los apartamentos,.. y con brutalidad increíble, le anuncia que una nave llegará,.. dentro de días, él dice,..



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *